En esta sección encontrará los últimos artículos publicados por Óptica Luiten.
       
Menú Acceso Profesionales
Novedades en TRC
Caso práctico
Caso práctico
 
     
 

Lentes de Noche, Buena Visión de Día

Por Jorge Londero l De nuestra Redacción

jlondero@lavozdelinterior.com.ar

La denominada terapia refractiva corneal (TRC) es un tratamiento no quirúrgico que, mediante lentes de contacto que se colocan a la hora de dormir, remodela la córnea en forma temporaria durante el sueño y, al levantarse, el paciente se saca los lentes y puede ver bien todo el día sin ningún tipo de corrección visual.

Esta terapia corrige la miopía hasta seis dioptrías, con un astigmatismo de 0 a 1,5 dioptrías y es considerada por los especialistas como una opción válida para aquellos que no tienen la edad suficiente para un tratamiento quirúrgico o no estén decididos a realizarlo, y para quienes tengan córneas delgadas que no pueden ser tratadas con una operación.

En cuanto a la novedad de esta terapia, el óptico técnico Pablo Luiten aclara que “la idea de moldear la córnea con un lente de contacto no es algo nuevo, pero los primeros diseños fueron tan exitosos como lo permitió la tecnología” y agrega que “en la actualidad, los últimos avances en mapeo corneal computarizado, la fabricación computarizada y los materiales altamente permeables al oxígeno permiten fabricar lentes de contacto terapéuticos con un diseño inigualable”.

Luiten destaca la condición de reversible que tiene esta terapia al explicar que la TRC “no es temporaria porque, al discontinuar el uso de los lentes durante el sueño, la visión retorna al estado original en menos de 72 horas, y como no tiene limitaciones de edad, es apto para cualquier miembro de la familia, inclusive los adolescentes”. Sin embargo, el especialista recomienda que “siempre se debe consultar al oculista sobre su conveniencia”.

Los especialistas en TRC aseguran que muchos pacientes logran una mejora importante de su visión luego de los 10 a 14 días del tratamiento.

Otra de las características que se destacan de esta terapia es permite ver bien en todo momento, aún si el paciente se despierta a la noche y necesita levantarse por un momento.

Algunas advertencias

Tras detallar que la colocación de estos lentes correctivos es idéntica a la de los lentes de contacto similares, el especialista advierte, no obstante, que la terapia refractiva corneal es diferente a usar lentes de contacto convencionales. “En la TRC, si se dejan de usar los lentes por una noche, la visión, al día siguiente, puede haberse modificado, por lo que los anteojos o lentes de contacto que se usaban antes del tratamiento pueden no servir”, dice Luiten, por lo cual recomienda tener un par de lentes de repuesto o un seguro de reposición inmediata.

Con todo, el óptico explica que el uso de lentes de contacto conlleva un riesgo mínimo y que “lo mismo se espera para los lentes que se utilizan en esta novedosa terapia que ya fue aprobada por la FDA de los Estados Unidos”.

Limitaciones

Si bien esta terapia tiene menos limitaciones que una intervención quirúrgica, Luiten advierte que “sólo el médico o oculista y el contactólogo pueden determinar quien es candidato o no a una TRC”.

En los casos de “ojo seco”, el óptico señala que muchos pacientes con una ligera sequedad ocular responden bien al tratamiento, ya que los lentes se usan sólo al dormir y la pérdida de lágrima por evaporación es mínima con los ojos cerrados”.

En el caso de los que usan anteojos, la transición a la TRC no debería representar un problema. “Hay estadísticas que demuestran que un 18 por ciento de los pacientes estudiados por la FDA en Estados Unidos no usaban lentes de contacto y la tasa de abandono del tratamiento relacionado con molestias fue de sólo el 3,9 por ciento”, dice Luiten.

Los costos

Al ser consultado sobre los costos, Luiten señala que el valor inicial de una TRC “es de unos dos mil pesos”, pero aclara que “eso depende de la complejidad, ya que si la miopía es de valores bajos, eso simplifica el tratamiento y bajan los costos”.

El especialista aclara que la terapia no sólo incluye los lentes, con su kit y las soluciones de limpieza y conservación, sino también la evaluación del paciente, una topografía corneal pre-tratamiento y otra después, además de controles periódicos (tres y seis meses).


INFORME: Terapia Refractiva Corneal / “El óptico Profesional”

Por Luiten Pablo. O.T.C - Mat. Prof. 003

La Terapia Refractaria Corneal ó TCR, consiste en modificar la curvatura corneal, mediante el uso de una lente de contacto rígida de geometría reversa, generando un suave moldeo corneal controlado, mediante la redistribución del Epitelio, que permite reducir la miopía.

Ya en el año 1505, Leonardo Da Vinci, planteo la posibilidad de corregir las ametropias del ojo, cambiando la curvatura de la cornea. En sus escritos dice: “ si miramos con nuestra cabeza sumergida en un bols de vidrio lleno de agua y tomaremos la curvatura exterior del bols como nuevos RC corneales…sentado los principios ópticos que hasta hoy se emplean en las lentes de contacto.

Sabemos que la cornea sufre ligeras modificaciones en su curvatura con el uso de una lente de contacto y estas se pierden cuando se discontinúan su uso. Estudiando estas modificaciones nace la Ortoqueratologia.

En los principios adaptábamos sucesivas lentes monocurvas de PMMA con curvas mas planas que “K” con muy pocas posibilidades de centrado logrando reducciones de hasta 2dp en un año de tratamiento.

Con el desarrollo de la computación tanto en la topografía corneal como en los tornos CNC para fabricación de los lentes de contacto, se lograron diseños muy precisos y de gran reproductividad.

Allá por 1992 fueron fabricadas lentes de tres curvas internas de geometría inversa, logrando centrados asombrosos, lo que permitió modificar las curvas corneales hasta tres dioprías, siendo estas lentes únicamente de uso de diurno, debiendo ser usadas día de por medio.

En 1996 se comenzó a fabricar lentes con cuatro curvas con lo que se mejoró el centrado logrando reducciones de hasta cuatro dioprias, aún hoy este diseño se utiliza en algunos países.

Lentes con cinco curvas con materiales de alta oxigenación se desarrollaron en 1998, permitiendo comenzar con estudios clínicos en la modalidad de uso nocturno (figura 4 y 5) esto cambio radicalmente el concepto del usuario hacia la ortoqueratología, pues podía ver bien durante uno o dos días y hasta a veces tres días en algunos casos sin usar ningún tipo de lentes.

En junio de 2002, luego de varios años de estudios clínicos la FDA (Organismo Regulador de Medicamentos de Estados Unidos) aprueba el uso nocturno como una modalidad segura y efectiva para corregir miopías con lentes para ortoqueratología, confeccionadas en el material HDS 100 con un DK 145 y un DK/L de 89. (El DK/L necesario en una lente para no generar edema de cornea por hipoxia es de 87)*

La TRC corrige la miopía hasta 600 dioptrias con un astigmatismo de 0- 1.50 Dp. Este tratamiento es apto para cualquier edad y se logra una visión optima entre 10 y 14 días de aplicado (figura 1 y 2) (luego de la primera noche de uso de TRC se observan reducciones del 50% o mas de la miopía).

La TRC no es permanente, la visión retoma a su estado original en aproximadamente 72hs, cuando se discontinua el uso regular de estas lentes.

Es condición fundamental que los ojos estén sanos, por ello solo el medico oftalmólogo puede indicar en que caso es aplicable o no la TRC.

A todos los profesionales que deseen ampliar información acerca de esta disciplina pueden escribir a la siguiente dirección de correo electrónico: opticaluiten@live.com.ar

 
Inicio contacto e-mail